Francia, directo al paladar

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

Si tenemos que hablar de una de las mejores gastronomías del mundo enseguida se nos viene a la mente la comida de origen francés. Se caracteriza por una profunda variedad gracias a la diversidad de materias primas de las que disponen, de una fuente cultural y también de la forma refinada de realizar su cocina. Desde noviembre de 2010 está incluida, junto con la gastronomía de México, en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Hoy Francia, directo al paladar. 

En tierras galas, cada región posee sus recetas típicas centradas en los siguientes ingredientes:

  • En el noroeste se utiliza principalmente la mantequilla, la manzana y la crème fraîche.
  • En el suroeste destacan el aceite, el foie gras, las setas y el armañac.
  • La zona del sureste, posee influencias italianas, utiliza productos como: aceitunas, finas hierbas y tomate.
  • El norte, sin embargo, tiene influencias belgas y destaca la patata, carne de cerdo, judías y cerveza. 
  • El este con influencia alemana destaca en su cocina productos como: tocino, salchichas, cerveza y sauerkraut.

Aparte de estas cinco zonas principales, podemos destacar otros lugares de comida local como por ejemplo, la cocina del valle de Loira que es famosa por sus pescados al vino. La cocina vasca se caracteriza por el uso abundante de tomate y pimiento Espelette, la cocina de Rosellón está muy unida a la cocina catalana, y la cocina del centro destaca por su pâté de Pâcques o las patatas Creuse. Por último en Brenne podremos disfrutar de fántasticos vinos y pescados de agua dulce.

A continuación desde Miradas desde el Bus te recomendamos algunos platos típicos que no puedes perderte si viajas a Francia: recuerda que con ALSA puedes disfrutar de un 50% de descuento al comprar tu billete en compras con 30 días de antelación.

descuento viajes a Francia

1. Quiche Lorraine

Esta tarta salada recibe su nombre de la región donde nació. Es una receta muy sencilla de preparar y se puede comer tanto en frío como en caliente: la versión original lleva bacon ahumado y queso gruyère, aunque se puede preparar con muchos otros ingredientes.

Otro plato de Lorraine  muy conocido es el choucroute (col, patatas y beicon). Entre los dulces destacan las tartas de manzana, de ciruela y arándanos, la brioche y el kougelhopf (bizcocho en forma de corona).

Autor: Kurman Communications

Autor: Kurman Communications

2. Coq au vin

El coq au vin es un plato de larguísima tradición en la cocina francesa, consiste en una receta de pollo al vino que se puede encontrar en cualquier rincón del país. Aunque está muy disputado su origen verdadero, parece ser que la auditoria de este plato se lo lleva la región de Auvernia.

Autor: jypsygen

Autor: jypsygen

3. Cassoulet

Es una receta tradicional de la región de Midi-Pyrenèes. La base de este plato se centra en alubias blancas, cocidas con trozos de carne y embutidos que pueden ir variando dependiendo de la receta que probemos: cerdo, salchichas de Toulouse, tocino, pato confitado e incluso morcilla en alguna de las versiones.

Autor: Connie Ma

Autor: Connie Ma

4. Crêpes, Tarta Tatin y Macarons

Es imposible hablar de la gastronomía francesa sin mencionar alguno de sus postres estrella. Los crêpres son originales de la región de Bretaña, donde se denominan krampouezh. Es un plato consumido a diario en todo el país y podemos encontrar dos versiones: las crêpes elaboradas con trigo candeal (reservadas a los dulces) y los elaborados con trigo sarraceno, en general para rellenos salados.

La tarta tatin se dice que fue descubierta por accidente en el ‘Hotel Tatin’ en Lamotte-Beuvron. Es una variante de la tarta de manzana, pero las manzanas se caramelizan en mantequilla y azúcar antes de añadir la masa. Su peculiaridad es que se trata de una tarta al revés, es decir, las manzanas se ponen debajo y la masa encima.

Y cada vez son más populares los mararons, que son un tipo de galleta tradicional francesa, aunque son de origen italiano, se dieron a conocer en Francia en el siglo XVI. Hechos de clara de huevo, almendra molida y azúcar, los podemos encontrar en una amplia variedad de sabores.

Autor: qasic

Autor: qasic

¡Saborea la gastronomía francesa!

Si quieres visitar Francia y descubrir por ti mismo todos los detalles de su gastronomía, aprovecha las ofertas de ALSA y compra tu billete con antelación en www.alsa.es.

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone