ALSA te lleva a Francia: ¡disfruta de sus quesos y vinos!

Si por algo es conocida París (además de por ser la ciudad del amor) es por sus quesos y sus vinos. Tanto es así que en 2010 la Unesco incluyó la gastronomía gala dentro de su patrimonio inmaterial. Pongámonos en situación: en Francia se consumen 25 kilos de queso por persona al año, casi 15 kilos más de media que en España. Con estas cifras es fácil imaginar que sea el país que más queso importa. Después de estos datos, te invitamos a conocer a fondo la oferta de quesos y vinos, y los mejores sitios para degustarlos en París.

Recuerda que ALSA hace tu viaje más fácil a Francia: además de llevarte a múltiples destinos al mejor precio y con comodidad, puedes conseguir un 50% de descuento si compras tu billete desde Madrid con al menos 30 días de antelación en alsa.es

cheese and wine

Más de 1.000 quesos franceses

¡Será por variedad! Si te gusta el queso podrás elegir entre un millar de posibilidades; los más populares y conocidos son: 

  • Queso Camembert: Los enamorados del queso suave encontraréis en este queso de vaca el amante perfecto. Es cierto que ha sobrepasado todas las fronteras y podemos degustarlo incluso en el sofá de casa, aunque en Francia podremos probar las piezas más auténticas de este queso originario de la ciudad de Normandía. 
  • Queso Brie: este queso de leche de vaca, conocido por todos, es originario de París. Su forma aplastada y olor son inconfundibles. 
  • Queso Rochefort: es el queso azul por excelencia: su sabor se puede reconocer al instante, pero lo que más lo diferencia es su característico y fuerte olor, no apto para todos los paladares. 
  • Vieux Boulogne: para los sensibles a los olores fuertes, recomendamos alejarse unos cuantos metros de este queso, pues es considerado el queso con el olor más fuerte del mundo. Como “para gustos, los c-olores“, este queso también tiene su público, así que si os gustan los sabores fuertes, no podéis dejar de probar el Vieux Boulogne. 
queso brie

Lugares para degustar queso y vino en París

Las queserías más emblemáticas de la capital, o fromageries, son los lugares más especiales para degustar el queso francés en estado puro. Una de las más conocidas es Quatrehomme, la fromagerie de Marie Quatrehomme en el 62 de rue de Sèvres. Su estilo clásico y personal nos recuerda a las más elegantes boutiques de moda de París. Inaugurada en 1953, la fromagerie ha pasado de generación en generación manteniendo intacto su cariño y cuidado hacia los productos, entre los que destaca Le Mont d’or truffés. 

quatrehomme

Otra buena opción es la Fromagerie Langlet-Hardouni, donde entre sus 350 variedades de queso os costará elegir sólo uno. En el número 6 de la plaza d’Aliugre – Marché Couvert también podréis comprar exquisitas mantequillas, yogures y vinos. 

Para disfrutar de la gastronomía gala en general, quesos y vinos, la mejor opción son los locales llamados Bar à Vin. Uno de los más reconocidos es La trinquette, donde encontraréis un ambiente animado (¡a veces abarrotado!), pero merece la pena esperar para degustar la tabla de embutidos regionales. Por su parte, La Vache Dans Les Vignes es el local hipster por excelencia, que encontraréis en el 46 quai de Jemmapes. Recubierto con una gran cristalera, es un espacio único para degustar los mejores quesos y vinos, que incluso podréis reservar con antelación para eventos y fiestas especiales. 

Si tú también quieres disfrutar de los mejores quesos y vinos galos en Francia, entra en alsa.es, compra tu billete y Bon voyage!

Imagen destacada | Joe deSousa