Sevilla en un día: la ruta que necesitas

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

El destino del que hablamos hoy es una de esas ciudades que logra conquistarte aunque aún no la conozcas. Esta hermosa ciudad es capaz de transmitir esa atmósfera única de belleza, risas y buen tiempo en tan solo una palabra: Sevilla. Solo con oír o leer su nombre, ya sientes unas irrefrenables ganas de visitarla, ¿verdad?

Sevilla guarda maravillas dignas de admirar. Sin embargo, no siempre contamos con el tiempo que nos gustaría para poder disfrutar del turismo de nuestros destinos. Pero, tranquilo, solo necesitas un día para enamorarte de esta ciudad. Aquí te organizamos una ruta representativa de todo lo que no te puedes perder en un día por Sevilla:

Comienza en la Plaza de España

Puedes comenzar tu ruta a lo grande en la Plaza de España. Este imponente lugar posee una belleza inusual de estilo mudéjar posee una forma semicircular que simbolizaba un abrazo de acogida a las colonias de América. Con un bonito canal por el que puedes remar un rato, este maravilloso rincón de la ciudad hace que tu aventura dé comienzo de la forma más grandiosa posible. Conócela y pasea por sus galerías como Anakin Skywalker y Padmé Amidala en la Guerra de las Galaxias (que fue rodada en esta plaza). 

plaza de españa sevilla

La Torre del Oro, un imprescindible de Sevilla

En la Plaza de España, atraviesa el Parque de María Luisa y avanza por el Paseo de las Delicias. Una vez hayas dejado a un lado la Universidad y el Palacio de San Telmo, llegarás a la famosa Torre del Oro, una visita imprescindible a la ciudad. Si entras en ella, disfrutarás de un bonito museo naval. Por fuera, puedes admirar las bonitas vistas desde el Guadalquivir. Lo que está claro es que esta torre almohade, parte de la antigua muralla de Sevilla, se ha convertido en uno de los principales símbolos de la ciudad.

sevilla torre del oro

El Real Alcázar de Sevilla

Si te metes por las calles de la ciudad, dejando la Torre del Oro y el Guadalquivir atrás, y caminas durante unos minutos, llegarás al Real Alcázar de Sevilla, uno de los principales palacios del país. Su origen se remonta al antiguo Imperio Romano, aunque fue durante el asentamiento musulmán cuando se le dio el aspecto que posee ahora, aunque posteriormente se le agregaron detalles de nuevas culturas. Su imponente belleza no pasa desapercibida para nadie, ni siquiera para los productores de ‘Juego de Tronos’, que rodaron en este genial enclave parte de sus escenas.

La Catedral y la Giralda, símbolos de la ciudad

La Catedral de Sevilla, considerada la catedral cristiana gótica más grande del mundo, guarda dentro de sus muros una inmensa belleza. Cerca del Alcázar se encuentra este símbolo mundial de la ciudad, de un marcado estilo gótico evidente dentro y fuera. Sin embargo, la principal peculiaridad de esta catedral es su campanario (la Giralda), una hermosa torre musulmana de más de 100 metros de alto coronada por ‘el giraldillo’, una estatua humana que simboliza la Fe cristiana. 

catedral sevilla

El Puente de Triana sobre el Guadalquivir

Volviendo de nuevo al Paseo de Colón a orillas del Guadalquivir, veremos el Puente de Isabel II o Puente de Triana, una representativa infraestructura de la ciudad que une el casco antiguo con el Barrio de Triana. Esta zona de la ciudad, al otro lado del río, es una de las que ha visto nacer a más bailaores y  artistas de flamenco, toreros y músicos expertos de este estilo. Se trata de uno de los barrios más folclóricos de la ciudad, por lo que es visita obligada un paseo por sus calles para dejarse maravillar por el arte que casi puede respirarse en el aire.

Plaza del Salvador, lugar de risas entre amigos

La Plaza del Salvador es uno de los lugares con más vida de la ciudad. Los bares y restaurantes de sus calles próximas hacen que tenga un ambiente único y especial. Ideal para parar con amigos o familia y disfrutar de una buena bebida, unas tapas y unas risas en compañía para desconectar por un momento del turismo más estricto. Pero ni siquiera en esta plaza podemos renunciar a la belleza de la ciudad, que tiene mucho que ofrecer. Si levantamos la mirada, es posible que veamos la bella Iglesia del Salvador, aunque también podemos disfrutar de la Iglesia del antiguo Hospital de la Paz.

Metropol Parasol, arquitectura moderna en Sevilla

Sevilla también se deja llevar por las nuevas tendencias arquitectónicas, negándose a ser una ciudad anclada en el pasado. Uno de esos ejemplos que rompe con la tradición de esta ciudad es la estructura Metropol Parasol, conocida como Las Setas de Sevilla. Si desde la Plaza del Salvador avanzas por las Calles Lineros y Puente y Pellón, llegarás a la plaza de la Encarnación, donde se sitúa esta imponente construcción de madera. Si subes, podrás disfrutar de unas vistas inigualables de la ciudad desde su mirador, aunque desde abajo también puedes admirar esta escultura cuya construcción finalizó hace solo unos años, en 2011.

sevilla setas

Con suerte, si aprovechas bien el día podrás ver otros muchos lugares que esta ciudad tiene para ofrecer. Lo cierto es que, ya sea un día o cien, Sevilla no defrauda y sus calles jamás dejan de sorprender. Puedes visitarla, o disfrutarla a los mejores precios comprando tus billetes en alsa.es.

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone