Vuelta a la rutina: recetas para emancipados

Aunque nos empeñamos en retrasar este momento, nunca lo conseguimos. El fin del verano se acerca y con él, la vuelta a la rutina… Después de estas semanas de desconexión en el destino que hayamos escogido, toca volver a casa. Sabemos que muchos usuarios de ALSA viajan en verano a sus hogares porque durante el año trabajan o estudian en otra comunidad.

Todas estas personas que vuelven a sus pisos de alquiler ya tienen suficiente con afrontar la vuelta a la rutina de septiembre como para romperse la cabeza pensando en sus menús diarios. Muchas veces por pereza, falta de tiempo o de presupuesto, acabamos comiendo lo primero que pillamos; generalmente cosas de rápida preparación: pastas, arroces, sándwiches, ensaladas…

Ser un joven emancipado no tiene por qué ser sinónimo de comer siempre lo mismo. Por eso, hoy en el blog de ALSA os traemos unos platos que, además de deliciosos, son económicos, fáciles de preparar ¡y sanos! Un post ideal para jóvenes emancipados que están cansados de comer siempre las mismas cosas… Le damos la vuelta a los platos más sencillos. 

destacada_blog(2)

Sándwich de pavo y manzana

Muchos creen que los sándwiches son únicamente para media mañana; un par de rebanadas de pan de molde con jamón york y queso. Aunque es cierto que el sándwich del mediodía mata el gusanillo de muchos hasta la hora de comer, uno bien elaborado puede ser una comida perfecta para una persona que apenas tiene tiempo para comer o tiene que llevarse la comida al trabajo/universidad.

Para hacer este sándwich se necesita pan de molde, fiambre de pavo, media manzana, canónigos, un par de cucharadas de mayonesa y una de mostaza. Sólo tienes que saltear la manzana en una sartén para dorarla, mezclar la mayonesa y la mostaza y montar el sándwich con el pavo y los canónigos. ¡Delicioso!

Coliflor con bechamel

Si de pequeño no podías ni ver hortalizas como la coliflor, ahora podrás decirle orgulloso a tu madre que la comes con mucho gusto :P. Hay muchas maneras de servir una coliflor para que no sea tan ‘aburrida’; y esta receta es conocida por muchos.

Para los bechameleros primerizos; os contamos: hervid en una olla leche con un poco de sal y, paralelamente, en una sartén derretid mantequilla y mezcladla con harina. Una vez esté dorada, verted la leche en la sartén y removed hasta que no queden grumos.

Una vez esté cocida la coliflor, colócala desmenuzada en ramilletes en una fuente y cúbrela con la bechamel. Añade queso rallado y gratina en el horno hasta que coja color… ¡y a comer!

Pasta con espinacas y tomate

¿Cansado del mítico plato de pasta con tomate? 😉 Aunque esta opción sea la más fácil, preparar unos macarrones no tiene por qué ser tan rutinario. Esta receta es muy sabrosa y dedicada en especial para los amantes de la pasta.

Para preparar este plato, necesitamos picar una cebolla y dorarla en una sartén, triturando los tomates con la mano y añadiendo sal y pimienta. Una vez cocida la pasta, la colocamos en una fuente junto con las espinacas lavadas y vertemos la salsa por encima. Cubrimos con queso rallado y pan rallado y metemos al horno hasta que se funda el queso.

top-view-1248955_960_720

Tarta de verduras al horno

Esta es una manera muy original de comer verduras. Tanto si eres “fan del verde” como si no, esta receta es perfecta para el consumo de la cantidad de verduras recomendadas.

Lo primero será lavar y cortar en láminas distintas verduras: calabacines, zanahorias, berenjenas… Por otro lado, bate y mezcla en un bol un huevo, queso y nata líquida para extenderlo en una masa de brisa (colocada en un molde para horno).

Lo único que tendrás que hacer será colocar las láminas de verduras alrededor de la masa formando círculos concéntricos hasta cubrir todo el espacio. Después, hornea durante 30 minutos y disfruta de un pastel de verduras riquísimo.

Merluza a la vasca

Parece que preparar un plato de pescado es algo tedioso, pero esta receta de merluza a la vasca es apta para todos los emancipados que quieran dejar de lado las recetas de 30 segundos y quieran comer algo más elaborado que de costumbre.

Para preparar la salsa de este plato, picamos y doramos en una sartén un diente de ajo y una cebolla añadiendo harina y  perejil y removiendo sin parar durante 5 minutos.

Una vez preparada la salsa, añadimos los filetes de merluza, ya saladas y limpias y añadimos agua hasta cubrir las rodajas de pescado. ¡Y ya está! Después de 10 minutos tendrás un plato de pescado para acompañar con guisantes, espárragos y huevo cocido.

Y de postre: tarta de queso con frambuesa en vaso

No hace falta salir de casa para disfrutar de un buen postre. Ni tampoco poner la cocina ‘patas arriba’: esta receta es perfecta para los golosos que no tengan demasiado tiempo para invertir en la cocina.

Mezclando queso cremoso y frambuesas trituradas y nata montada, podemos tener unas copas de cheesecake sin necesidad de horno. Trituramos galletas para el fondo del vaso, lo cubrimos con la mezcla cremosa y podemos utilizar más trocitos de galleta para decorar la superficie. ¡Delicioso!

raspberry-1465988_960_720

Volver a la rutina implica nuevos propósitos: si cocinar y comer sano está entre los tuyos, hay muchas opciones para comer saludable con recetas sencillas y muy creativas que podemos realizar en casa. Y si ya estás pensando en el nuevo curso y la vuelta a la Universidad, consulta los servicios universitarios de ALSA, para que sólo tengas que preocuparte por tus estudios.

Posts relacionados