Qué no perderse de El Bierzo

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

Qué no perderse de El Bierzo - Ponferrada

A las puertas de Galicia, en el extremo más occidental de la provincia de León, se encuentra la comarca de El Bierzo. Una gran llanura circular con personalidad propia que ofrece un sinfín de atractivos que bien merecen una visita.

Empecemos por Ponferrada, una de las capitales mineras con más historia del país que el propio Machado ya enumeraba en su poema El Tren: “Londres, París, Ponferrada”. Ponferrada, o Pons Ferrata (puente de hierro) como decían los romanos, es una agradable ciudad de casi setenta mil habitantes. Está dividida en dos, una zona alta donde se encuentra el casco histórico y algunas barriadas residenciales, y una zona baja que se ha convertido en el centro neurálgico y comercial. El río Sil, caudaloso afluente del Miño, es la línea divisoria entre ambas zonas.

El principal atractivo cultural que ofrece Ponferrada es el castillo templario, una imponente fortaleza que data del siglo XII y desde la cual se divisa gran parte de la ciudad. Desde este fuerte los templarios protegían a los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela. Hoy, ya restaurado, se puede visitar por la mañana y tarde y pasear por el foso y el puente levadizo, observar los torreones y aprender in situ el modo de vida que llevaban los caballeros templarios. Justo enfrente del castillo se halla el Museo de la Radio, un pequeño centro de interpretación de este canal de comunicación creado gracias a objetos y documentos cedidos por Luis del Olmo, aclamado locutor e hijo pródigo de Ponferrada. Tanto el castillo como el museo están ubicados en la parte más vieja de la ciudad, donde abundan callejuelas estrechas con encanto; imponentes casonas de piedra, la basílica de la Virgen de la Encina (patrona de la ciudad); la Plaza del Ayuntamiento y la mítica Calle del Reloj. Esta es zona de bares, y aquí se pueden degustar elaborados pinchos que ofrecen con cualquier consumición. Si se va de cortos – por estos lares es sinónimo de salir a tomar algo– se recomienda pedir vinos de mencía, la variedad de la zona. En el paseo por el casco viejo no puede faltar una visita al restaurante El Bodegón, donde sirven mejillones y patatas bravas con una salsa especial que le ha valido aparecer en el listado de mejores bravas de España.

En julio de 2011 se inauguró el Museo Nacional de la Energía, un precioso edificio donde antaño estaba la central térmica Compostilla I y que actualmente es un centro de difusión del patrimonio histórico industrial de la comarca de El Bierzo. Se trata de un espacio lúdico-educativo que sirve de homenaje al sector de la minería, uno de los motores económicos de la comarca durante el siglo pasado. En él se explica de manera muy didáctica qué métodos se usaban para extraer carbón en la cuenca minera del norte de El Bierzo, lugar donde empezó sus andaduras la eléctrica Endesa. No en vano, a la entrada de la ciudad se amontonaban miles de toneladas de carbón que formaban una gigantesca montaña hasta que el consistorio decidió eliminar, con polémica incluida, este vestigio del pasado.

En los alrededores de Ponferrada hay algunos puntos de interés que no deben ser pasados por alto. Para empezar, recomendamos visitar Las Médulas, una curiosa montaña rojiza a escasa medía hora en coche de la que los romanos extrajeron ingentes cantidades de oro. Gracias a avanzados cálculos ingenieros, los romanos consiguieron desviar el agua de los ríos, que inyectaban a presión para sacar el preciado material. El paisaje es del todo singular, y además existe la posibilidad de visitar las entrañas de esta mina abierta linterna en mano.

En el extremo norte de El Bierzo, justo en la frontera con Lugo y Asturias, se encuentra el Valle de los Ancares, otra comarca de León. Este paraje natural que se divide entre las provincias de Lugo y León es Reserva de la Biosfera por la Unesco y lugar ideal para el senderismo y la observación de animales salvajes. Y en la parte opuesta de la comarca, en el sur, recomendamos visitar la Herreria de Compludo. Construida en el siglo VII, la edificación es un magnífico ejemplo de la industria medieval popular.

Antes de abandonar el destino es preciso conocer Villafranca de El Bierzo, la antigua capital de El Bierzo. Esta bonita población a 24 kilómetros  dirección a Orense está repleta de edificios de patrimonio cultural, como iglesias, castillos y conventos. Y a medio camino vale la pena desviarse hasta Canedo, el minúsculo pueblo donde se encuentra Prada a Tope. Este es un proyecto personal de una de las mentes más inquietas de la región: José Luis Prada. El carismático emprendedor, siempre vinculado al mundo de vino y los productos agrícolas autóctonos, ha levantado un precioso complejo en una masía del siglo XVIII rodeada de viñedos. En Prada a Tope se pueden comprar productos típicos de la tierra, vinos de elaboración propia, visitar las instalaciones con total libertad y hasta hospedarse en alguna de las 14 habitaciones del monumental edificio, cuidadas con esmero pero 100% rurales.

El Bierzo es cruzado por el camino de Santiago francés, y es muy habitual ver peregrinos que motean su paisaje. Al margen del camino, los amantes de la naturaleza y el senderismo tienen un par de buenas alternativas: los Montes Aquilianos o hacer la Mirada Circular, un recorrido elíptico que da la vuelta a la comarca en 15 etapas.

Historia, naturaleza, vino, gastronomía, ocio, cultura… ¡El Bierzo tiene todo eso y mucho más! Visita nuestra página web y comprueba que la manera más económica de llegar a Ponferrada es con los cómodos autocares de ALSA. Y no te olvides de seguirnos en Facebook y Twitter, las redes sociales donde publicamos ofertas y promociones.

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone