Parque Natural Somiedo en Asturias

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone
Parque-Natural-de-Somiedo

Imagen bajo licencia CC de
jose.rebollar

Numerosas corrientes actuales defienden que la vida citadina y el consiguiente alejamiento de la naturaleza, tienen una influencia directa en el aumento que enfrenta el ser humano en temas de enfermedades y estrés. Una conexión continua con la naturaleza es necesaria para equilibrar la balanza y librarnos del ajetreo cotidiano. Un sitio privilegiado para lograr este propósito es el Parque Natural Somiedo en Asturias, un reducto de naturaleza en estado puro.

Hablamos de una imponente cantidad de 29.122 hectáreas de espacios protegidos, el área natural más importante y mejor conservada de toda Asturias, y Reserva de la Biosfera desde el año 2000. Sus características peculiares han garantizado un hábitat muy especial para sus pobladores y al mismo tiempo lo han convertido en un destino turístico cada vez más buscado, un refugio donde conectar con la paz más absoluta.

Casi dos mil metros de diferencia existen entre su punto más bajo: Aguasmestas que se encuentra a 400 metros sobre el nivel del mar y su punto más alto, el pico El Cornón (2.194 m). El principal modo de vida en esta región es la ganadería y la agricultura, actividades que no perturban las hectáreas interminables de pastos, bosques (que ocupan una cuarta parte del parque) y montes que dan resguardo a una abundante y variada flora y fauna salvaje, esto en parte gracias a la escasa densidad de población en la zona (sobre los 6 habitantes por kilómetro cuadrado).

Numerosos ríos fluyen por la zona, así como importantes lagos y lagunas, algunos a una gran altura como por ejemplo los lagos de Saliencia, La Cueva, Calabazosa y Cerveriz, todos a 1.600 metros de altitud. Como podréis adivinar, el Parque Natural de Somiedo es un paraíso para los excursionistas: numerosas rutas de senderismo se pueden recorrer para explorar el terreno. Existen las de dificultad baja como la Ruta del Valle del Lago, el valle más extenso de Asturias, que transcurre a lo largo de tres kilómetros de pasajes arbolados hasta llegar al Lago del Ajo. Luego hay rutas mucho más difíciles para los más entrenados físicamente, como la Ruta del Cornón, de 4 horas y media de duración y un desnivel de 700 metros.

Muchas especies de alta montaña habitan por la zona como el Águila Real y el Gorrión Alpino, pequeños mamíferos, reptiles, y una centena de aves vuelan por la zona, aunque no podemos olvidarnos del rey del bosque: el oso pardo. Si quieres conocer más detalles sobre este mamífero, puedes visitar el Centro de Información de Oso.

Existen además en el entorno del parque, dos centros de interés para el visitante. El primero se ubica en la población de La Pola de Somiedo y se trata del Centro de Interpretación y recepción de visitantes. Pone a disposición del viajero toda la información referente al parque para concienciar y sensibilizar sobre la fragilidad del entorno natural y como respetarlo. De la misma forma encontramos el Ecomuseo de Somiedo que da a conocer elementos etnográficos de la cultura rural de la zona y que se encuentra en vías de desaparición.

Todas estas razones sobran y bastan para realizar un acercamiento a ese espacio natural para desconectar o desintoxicar un poco del ajetreo de la vida de ciudad. ¿Cómo? A través de la página web de ALSA, que te lleva desde tu ciudad hasta el corazón de este Parque Natural. ¡Reserva ya tus billetes de autobus!

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone