Origen, curiosidades y consejos de las cabalgatas

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone
Cabalgata de Reyes

Imagen bajo licencia CC de Contando Estrelas

En el Nuevo Testamento, el pasaje de Mateo 2, 1-2 dice así: “Nacido, pues, Jesús en Belén de Judá en los días del rey Herodes, llegaron del Oriente a Jerusalén unos magos diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?”. “Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra”. (Mateo 2:11, versión Reina-Valera 1960). Este es el escrito que nos ha llegado hasta nuestros días y que atestigua la visita que hicieron Sus Majestades de Oriente (grandes astrónomos, según San Mateo) a Jesús de Nazaret. El oro es un presente conferido a los reyes que representa la naturaleza real, el incienso se usa en los altares como culto a Dios y representa la naturaleza divina, y la mirra; ¿qué es la famosa mirra? Pues la mirra es un compuesto embalsamador para los muertos que representa el sufrimiento.

Por suerte, actualmente los Reyes Magos traen regalos a todos, grandes y mayores, y eso tiene lugar la noche del 5 de enero. No se sabe con exactitud cuántos Reyes Magos visitaron al Niño Jesús, pero la primera vez que aparecen los nombres de los tres actuales fue en la iglesia de San Apolinar Nuovo (Rávena, Italia), donde están grabados en un friso que data del siglo VI. Sus nombres –Melchor, Gaspar y Baltasar–son los mismos que todavía hoy nos traen los regalos que pedimos por carta…y el cabrón dulce si nos hemos portado mal.

Sus Majestades de Oriente llegan a todas las ciudades y pueblos el mismo día 5 de enero, generalmente por la tarde, y lo hacen con diferentes medios de transporte: carro, barco, tren, helicóptero etc. Esa misma tarde pasean por las principales calles de la ciudad y acompañados de sus pajes –cada Rey Mago tiene asignado un número de pajes que lo ayudan a transportar los regalos– lo inundan todo de caramelos. Cuando cae la noche, mientras adultos y niños dormimos, cada Rey Mago con sus pajes visita los hogares de los niños que le han escrito y deja los regalos que han pedido. No todos los de la lista, evidentemente, pero sí unos cuantos si se han portado bien durante el año. Además, casi siempre traen algo de carbón, señal que en algún momento no hemos sido todo lo buenos que deberíamos. Es conveniente que antes de irnos a dormir dispongamos un poco de agua en unos cuencos para los camellos, y galletas y licores para los pajes; así podrán descansar un poco entre casa y casa, ya que tienen mucho trabajo por delante durante esta larga noche.

En España, igual que sucede en numerosos países de todo el mundo, se organizan diferentes cabalgatas reales. La más antigua –y posiblemente la primera a nivel mundial– es la que se celebra en Alcoy (Valencia), declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, y cuya primera representación está documentada en 1866. Le toca al embajador real anunciar en su pregón del 4 de enero la llegada a la ciudad de Sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar, y los niños llevan sus cartas, en las que describen qué regalos desean y por qué se los merecen. Éstos las depositan en unos pequeñas bolsas que portean ‘les burretes’, unos pequeños burros que acompañan al embajador. La cabalgata tiene lugar, como en el resto del país, el 5 de enero a las 18:30 horas, cuando recorren las calles de Alcoy a lomos de camellos y acompañados por todo su séquito real y ‘los antocheros’, que iluminan el camino. Con ayuda de escaleras de madera trepan a los balcones de las casas para hacer entrega de los regalos pedidos, y al llegar a la Plaza de España descienden de sus camellos y, con el Mesías de Häendel de fondo, entregan el oro, el incienso y la mirra al Niño Jesús en el nacimiento viviente.

La principal cabalgata de Madrid es la que discurre desde Nuevos Ministerios hasta la Plaza de Cibeles, en la que participan más de cuarenta carrozas. Este año empezará a las 18 horas con la actuación del grupo Encanto, que interpretará villancicos de toda la vida. En la Plaza de Cibeles, sobre las 19 horas, habrá otra actuación, en este caso a cargo del coro de niños del colegio Marc de Lyon, que se hizo mundialmente famoso tras su éxito en la película Los chicos del coro. Y a las 20:45, tras el discurso tradicional de Sus Majestades de Oriente en Cibeles, tendrá lugar un espectáculo pirotécnico. También se celebrarán cabalgatas menores en los barrios de Chamartín, La Latina, Moratalaz, Puente de Vallecas, San Blas y Fuencarral, entre otros.

Otra de las cabalgatas con más historia del país es la que tiene lugar en Barcelona, adonde los Reyes Magos llegan en barco, en concreto al Moll de la Fusta, justo delante de la estatua de Colón. Allí los recibirán a las 16:30 horas las autoridades de la ciudad, y a las 18 horas empezará desde el Parc de la Ciutadella la cabalgata, que está previsto que llegue sobre las 20:30 a las fuentes mágicas de Montjuic. En la página web del Ayuntamiento de Barcelona podemos comprobar a tiempo real dónde se encuentran en este momento los Reyes Magos.

En Andalucía, la cabalgata de los Reyes Magos de Granada cumplió en 2012 un siglo de existencia. Sus cerca de 20 carrozas parten de calle Gran Capitán sobre las 17:30 horas, y tras pasar por San Juan de Dios, la Gran Vía de Colón, Puerta Real y la Plaza del Humilladero suben por la Carrera de la Virgen hasta terminar en la Plaza del Carmen. Al finalizar el recorrido Sus Majestades de Oriente subirán al balcón del ayuntamiento para saludar a los niños y mayores y habrá un castillo de fuegos artificiales.

Estas son solo cuatro de las muchas cabalgatas que tendrán lugar la tarde del 5 de enero en España. En todo caso, queremos aprovechar la ocasión para darte algunos consejos aplicables a todas ellas. Para empezar, es conveniente llegar temprano al punto desde donde veremos el desfile, y si es en transporte público, mejor. No debemos olvidar ir bien abrigados, ya que si estamos más de una hora a la intemperie corremos el riesgo de que un resfriado nos arruine el día de Reyes. También es conveniente llevar chubasquero (si creemos que puede llover) y calzado adecuado. Como en todas las aglomeraciones, existe la posibilidad de que se pierda algún niño, por ello no está de más que lleven en un bolsillo o escrito en el brazo el teléfono móvil de los padres. A la hora de coger caramelos, podemos usar el truco de poner un paraguas del revés, y los más ávidos se llevarán una escalera de aluminio para estar más altos. Lo que sí será de mucha utilidad es llevar bolsas de plástico en las que poner la infinidad de caramelos que se tirarán desde la carrozas.

Alsa te facilita el transporte para que llegues a cualquier punto de España y no te pierdas esta bonita noche. Visita la página web de ALSA para comprar tu billete y no te olvides de seguirnos en Facebook y Twitter para estar al día de las novedades y promociones que ofrecemos. Disfruta un año más de esta bonita tradición y recuerda ir a dormir pronto la noche del día 5. Y, sobre todo, ¡pórtate bien durante todo el año, no solo estos días!

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone