¿Cómo combatir el calor en verano? 10 medidas efectivas

Parecía que las nubes no iban a dejar paso al calor del verano nunca. Dicen que hasta el cuarenta de mayo no podemos quitarnos el sayo, y en este caso el dicho se está cumpliendo y sobrepasando.

Pero tranquilos, esta semana parece la definitiva para que el verano se instale ya definitivamente en nuestro país y el calor empiece a invadir las terrazas y calles. ¿Estás preparado? Aquí te contamos desde ALSA algunos trucos para poder combatir el calor sin derretirte en el intento.

1. Bebe agua

Es obvio. Si tienes calor, sudas. Y si sudas, te deshidratas. Así que, no esperes a tener sed para beber algo de agua y mantenerte fresco e hidratado. Y recalcamos la palabra agua como fuente de hidratación. No nos valen los refrescos ni bebidas con cafeína o exceso de azúcar. El fin principal es hidratarse.

2. Come frutas y verduras

Aunque parezcamos un poco tu madre, no te recomendamos comerlas para ser más alto, más fuerte y más listo (que también), sino porque en verano, las comidas muy copiosas pueden sentarte especialmente mal. Es mejor optar por comidas ligeras que hagan que tus digestiones sean más suaves. Míralo por el lado bueno, así no tendrás que esperar las cuatro horas reglamentarias para volver a bañarte en la playa como cuando eras pequeño.

verano sandía calor

3. Mejor ir por la sombra

Entendemos que justamente estos días, después de tanta lluvia, apetece disfrutar un poco del sol. Es normal. Pero mejor que lo hagas con precaución, no te vaya a dar una insolación. Camina y descansa a gusto en zonas de sombra y, si no es necesario, evita permanecer mucho tiempo al sol.

4. Tampoco abuses del aire acondicionado

Puede que este verano llegues de la calle a 40 grados con unos sudores horribles cayéndote por la frente y lo que necesites sea un chute de aire frío. Cuidado. Los cambios bruscos de temperatura, el cuerpo humano no los entiende, por lo que es probable que te pongas malo.

5. Una ducha nunca viene mal

La verdad es que no. No solo por higiene (que por supuesto es la razón principal en verano), sino porque es una buena manera de refrescarte si no tienes piscina/playa cerca. Hazlo justo antes de acostarte si la noche se presenta calurosa y ahórrate unas cuantas pesadillas.

6. Vístete cómodo

Siempre que puedas, utiliza ropa cómoda, fresca y holgada. Lo notarás. Descansa de zapatos apretados y tejidos pegajosos y opta por prendas más transpirables.

viste cómodo en verano calor

7. ¿Deporte? Por supuesto, pero con precaución

No, el verano no es esa excusa que necesitabas para no moverte del sofá en dos meses. Por supuesto que puedes seguir practicando deportes, pero deberás hacerlo con algo más de cuidado. Puedes optar por deportes más veraniegos en los que el agua tenga algo que ver, o si no, practicarlos al aire libre a primera hora de la mañana o por la noche.

8. Protégete del sol

Da igual que quieras que, cuando vuelvas de vacaciones, todo el mundo te diga lo moreno que estás. Tu salud es mejor que vaya siempre por delante. Protégete del sol con una crema solar adecuada a tu tono de piel y no tientes a la suerte exponiéndote sin ningún tipo de protección. Hasta los más morenos pueden quemarse si se pasan, por lo que tienes que ser precavido.

protección sol calor

9. Ventila tu casa

En vez de tirar a lo loco de aire acondicionado e ignorar al pobre medio ambiente, puedes probar a mantener tu casa ventilada en las horas correctas del día para que tu casa no sea un horno. Abre las ventanas en las primeras horas de la mañana y por la noche y, cuando el sol empiece a apretar, cierra y baja las persianas. Esto quitará un 80% de calor en las habitaciones de tu casa y hará que se mantenga bastante más fresca sin recurrir a la electricidad.

10. Planifica tu día para no pasar calor

Si te apetece salir a dar un paseo por la calle, quizá las 4 de la tarde no sea una hora muy óptima para hacerlo. En su lugar, aprovecha las primeras y últimas horas del día para todo lo que tengas que hacer en plena calle, e intenta que, durante el mediodía y las primeras horas de la tarde, no estés demasiado expuesto al calor y al sol.

Quizá puedan parecer medidas algo obvias, pero es importante mantenerse atento y cumplir estas recomendaciones si este verano queremos que el calor no pase de esa sensación que nos encanta y nos engancha más aún al verano.

Posts relacionados