Los Sanfermines, una cita ineludible

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone
SAN_FERMIN_2013

Los Sanfermines tal vez sean la única fiesta esperada por todo español, aunque no asista físicamente a Pamplona. No son pocos los que cada 7 de julio se ponen el despertador (aunque estén de vacaciones) y se amorran al televisor para no perderse el primer encierro de las fiestas. Quién más o quién menos se ha propuesto alguna vez en la vida asistir a Pamplona durante estos días, ¿no es ése tu caso?

El origen de la fiesta es,  como siempre, religioso: celebrar San Fermín, el patrón de Navarra. Hoy día se sigue honorando con actos litúrgicos al santo, aunque la fiesta que tiene lugar en la parte vieja de la ciudad se ha acabado imponiendo como reclamo para los visitantes y entre los locales.

La principal particularidad de San Fermín, y motivo por el cuál es conocido en cualquier parte del mundo donde llegue señal de televisión, es la celebración del encierro. Esta palabra de ocho letras y de difícil pronuncia para los miles de extranjeros que llegan a Pamplona (cerca de la mitad de los corredores ya son foráneos)  consiste en acompañar una manada de toros y cabestros desde los corrales de Santo Domingo y tras recorrer 875 metros por las calles valladas de Pamplona llegar hasta la plaza de toros. Los apenas tres minutos que dura cada encierro se hacen cortísimos si no hay percances y larguísimos si aparecen las cornadas y barullos. Ya en la plaza, los corredores esperan a que se suelten reses bravas.

Hemingway, el personaje más ilustre de los Sanfermines

Aunque sobran motivos para que los Sanfermines alcanzaran fama mundial, la pluma de un premio Nobel de literatura ayudó a dar a conocer esta singular fiesta: la de Ernest Hemingway. El escritor norteamericano recogió sus experiencias a través de numerosas crónicas periodísticas y una novela ‘The sun also rises’. Hemingway estuvo por primera vez en los Sanfermines de 1923, y le atrapó tan fuertemente esta experiencia que repitió en varias ocasiones, hasta 1959. Se acostumbraba a alojar en el Gran Hotel La Perla, a tomar café en el Iruña, y no era raro verlo comer en tabernas como Casa Marceliano.  El escritor se suicidó el 2 de julio de 1961, y en su mesita de noche encontraron el abono para las corridas de los sanfermines de ese mismo año.

Consejos para correr un encierro

Si estás pensando en participar en un encierro de San Fermín (es gratuito y no es preciso registrarse), antes deberías tener en cuenta la infinidad de consejos que proponen los veteranos. Y, por qué no, visionar algunos encierros por Internet para saber qué hacer y sobre todo qué no. Aquí hemos seleccionado unos cuantos:

  • Controla lo que pasa a tu alrededor en todo momento y no te pares durante el recorrido.
  • No llames la atención del toro, no lo toques, y no corras detrás de él.
  • En caso de caída, no te levantes (el toro habitualmente pasa por encima) y protégete la cabeza con las manos.
  • No corras con ningún objeto, mochila o cámara de fotos.
  • Si llegas a la plaza, al entrar ábrete en forma de abanico y no estorbes a los dobladores y pastores.

Curiosidades de las fiestas

  • Las fiestas empiezan a las 12 horas del 6 de julio con el ruido del chupinazo y terminan a las 00 horas del 14 de julio con el cántico del Pobre de mí.
  • El binomio chupinazo-San Fermines son inseparables desde que en 1931 un republicano  pamplonés llamado Etxepare fuera el primero en lanzar un cohete para dar inicio a estas fiestas y celebrar, de paso, la instauración de la Primera República. Esta tradición duró hasta 1936, y se retomó en 1939. Un par de años más tarde, en 1941, se institucionalizó, trasladándose la encendida al balcón de la casa consistorial. Desde entonces, el honor de encender la primera mecha lo han tenido diferentes políticos.
  • Aunque Pamplona (Iruña en euskara) tiene apenas 190.000 habitantes durante el año en época de fiestas sobrepasan con creces los dos millones.
  • En la película Knight & Day (2010), protagonizada por Tom Cruise y Cameron Día, hay una escena que representa tener lugar en un encierro de San Fermín, aunque realmente fue rodada en las calles de Cádiz.
  • Si eres un fanático de los encierros, en esta página web encontrarás toda la información detallada de los encierros que han tenido lugar desde 1980.

Hemingway ya no puede disfrutar de esta magnífica fiesta, pero tú sí que estás a tiempo de  vivir los Sanfermines. Si te animas a ir a Pamplona visita esta web para encontrar alojamiento y/o balcón, y entra en la página de  reservas autobus de ALSA para comprar tu billete.

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone