Los origenes del SUPRA

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

Hoy queremos compartir con todos vosotros cómo surgió la clase SUPRA y alguna de sus anécdotas.

El 18 de julio de 1990 el primer SUPRA empieza su andadura realizando el trayecto Gijón-Madrid.

¿Pero por qué SUPRA?

Esta denominación surgió después de haber descartado otros nombres como VIP, Businnes e incluso Clase Príncipe, por aquel entonces comenzaban a tener cierta reconocimiento los premios Príncipe de Asturias. Pero en realidad se toma el nombre por un coche de la marca Toyota que en los años 90 era un vehículo muy apreciado. Esta denominación resumía a la perfección lo que se pretendía ofrecer.

No nos imaginamos dando horarios por Twitter para el  Príncipe Economy o el ALSA VIP+. En este caso deberíamos sustituir una de las series que ponemos en Ociobus por el programa que presentaban Belén Rueda y Emilio Aragón 😉 . Creemos que la elección del nombre fue acertada.

Toyota SUPRA

Una de las ventajas era que realizaba el trayecto en cinco horas y no hacía paradas. Los viajeros podían hacer acopio de canapés, cafés, refrescos, periódicos y caramelos.  En los primeros SUPRA se llegaron a instalar máquinas para hacer zumo natural, que se retiraron al poco tiempo, para diferenciarlo de los refrescos que te ofrecían en el avión o el tren. El número de plazas era más reducido, unas 38.  Había dos asientos juntos, el pasillo y otra fila de asientos. Uno de los viajeros habituales de este servicio era el ex-ministo Aurelio Menéndez,  que se encargó de comentar personalmente a José Cosmen que le parecían incómodos los asientos para personas de cierta envergadura. Gracias a ese encuentro se realizaron modificaciones instalando una barra entre los dos asientos y haciéndolos algo más grandes. Por ello se les pasó a denominar asientos Don Aurelio. Hoy en día nos lo hubiera tuiteado.

¿Dónde surge la idea?

Don Pepe Cosmen en uno de sus viajes, cruzó el charco y no haciendo caso del dicho “en casa de herrero cuchillo de palo”, cogió el autobús que iba desde Nueva York a Atlantic City. En una tarea de benchamarking improvisado, observó que había diferentes tipos de servicios.  En unos no se podía fumar, en otros no se podía comer, en otros los trayectos eran directos y en los últimos, y más económicos, se permitía hacer todo lo anterior con paradas en el trayecto.

Primeros autobuses clase SUPRA

Foto de los primeros ALSA SUPRA

En aquellos años se habían incrementado los trayectos que hacían Asturias – Madrid, sobre todo por los soldados que acudían a los cuarteles de Villanubla (Valladolid). Los viajeros habituales de los autobuses eran personas de poco poder adquisitivo, por eso y con intención de captar a todo tipo de cliente que solía usar el avión y el tren nace este servicio SUPRA.

En nuestras instalaciones de ALSA, en la antigua calle de Primo de Rivera, Pepe Cosmen expuso lo visto en los EE.UU. y se empieza a trabajar en ello. Un servicio normal, que era el más usado por los soldados y los estudiantes, y otro de más calidad para el resto de los viajeros que necesitaban viajar con más comodidad. El trayecto se realizaba con dos conductores. A éstos se les impartió un curso para que aprendiesen a tratar con los viajeros, a colocar el micrófono y perder el miedo a hablar en público. Ángel Manuel González y Juan Carlos García son los nombres de los primeros chóferes de este servicio.

Angel Manuel González Barna

Juan Carlos García Carcía

Pero como dirían Presuntos Implicados… cómo hemos cambiado.

Imagenes SUPRA por dentro

Foto del interior del un SUPRA tomada por @frantorres

Imagen | Fenja.

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone