Lo más dulce de la Navidad

En estas épocas navideñas nos encanta juntarnos con la familia y amigos, cantar villancicos, abrir regalos, pero si hay algo que nos gusta de verdad es comer. Comemos para celebrar, y comemos a todas horas. Que si un trocito de roscón para desayunar, unas gambas para comer… Nos gusta tanto comer que hasta cuando despedimos el año todo el mundo se prepara sus 12 uvas. Algo que no puede faltar en Navidad son sin duda las míticas bandejas de dulces navideños, los verdaderos protagonistas de estas fiestas, sabemos que están para chuparse los dedos, pero ¿qué sabemos de su historia?

navidad-dulce-alsa

Vuelve a casa vuelve por Navidad…

Sin duda un clásico navideño en todas las casas es el turrón. Existen turrones para todos los gustos: duros, blandos, almendrados, afrutados… podríamos estar horas nombrando turrones, pero en esta ocasión os traemos algo que quizás no sabías del turrón, su leyenda.

Fue hace siglos en la villa de Sexona (Jijona) donde se originó este pequeño cuento que narra la historia del turrón. Siglos atrás, el rey de Sexona contrajo matrimonio con una bella princesa escandinava, la cual llevo se trasladó, como no podía ser de otra manera, a la villa de Sexona junto a su nuevo marido. Pasaban los días y la princesa sentía una gran pena originada por la añoranza de los nevados paisajes escandinavos. Entonces el rey, que no podía soportar tal tristeza, decidió plantar almendros por todo su territorio, de esta manera al florecer teñirían todo de blanco, imitando los paisajes nevados que tanto añoraba la princesa. A partir de entonces los ciudadanos de la villa comenzaron a recolectar almendras y a elaborar lo que hoy en día conocemos como turrón.

Almendras

Dulce mazapán

Son muchos los países que se atribuyen la creación de este pequeño y delicioso manjar, y no es para menos, ya que es uno de los dulces navideños más consumidos alrededor de todo el globo. El mazapán surge como una masa resultado de la mezcla de miel y almendras. Como curiosidad, el mazapán era uno de los dulces más preciados en los palacios de la antigua Al-andalus, y siglos después sigue siendo uno de los dulces navideños más perseguidos.

Su origen se remonta a la antigua Grecia, donde a esta pasta de almendra y miel se la denominaba pazamadion. Los atletas griegos consumían barritas energéticas que eran en realidad lo que hoy conocemos como mazapán. Su alto contenido energético les aportaba la fuerza necesaria para sus competiciones.

El gran protagonista

Si hay un dulce que representa la Navidad en estado puro ese es el Roscón deReyes. Con su fruta escarchada, su almendra… Desde el roscón tradicional de toda la vida, pasando por los rellenos de nata, trufa y crema…. este es un dulce que no puede faltar en ninguna casa y ¡no solo el día de reyes! Recordad que los roscones se empiezan a vender a mansalva desde finales de octubre. Nos encanta comerlo y cruzamos los dedos para que no nos toque el haba y tengamos que pagarlo, pero ¿sabemos cuál es su historia? Lo primero que debemos saber es que su forma circular y sus frutas escarchadas no son así por casualidad. La forma imita a la corona real y las frutas a sus joyas. Aunque ahora sea un dulce navideño de obligada compra, no era así años atrás cuando quedaba reservado al paladar de la más alta aristocracia. Fue el rey francés Luis XV quién propagó el consumo de este manjar entre las casas reales Europeas, incluyendo una moneda en  su interior. Pronto este dulce llegaría a España de la mano de la Casa de los Borbones y más tarde viajaría por todo Hispanoamérica.

roscon de reyes historia

Ahora ya conocéis la historia y el origen de estos pequeños manjares que nos endulzan la navidad y nos hacen un poco más felices.