Las 5 cosas que no puedes olvidar si te vas a esquiar

El invierno, como todo en esta vida, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Pero sin dudarlo, una de las mejores cosas son las escapadas a la nieve, en concreto, a las pistas de esquí.

Seguro que te apetece un montón pegarte una escapada con tus amigos a la nieve. Por eso, tenemos que recomendarte Alto Campoo, en Cantabria. Nosotros te llevamos directamente desde Santander, Bilbao o Valladolid. Se trata de una estación de esquí y montaña en donde tenemos un pack especial de Bus + Forfait por 33€ para que pases un día increíble esquiando. Y ya sabes lo que dicen: calidad y buen precio, no tiene desprecio, ¡aprovecha!

Después de saber esto, seguro que te apetece aún más una buena excursión. Hoy te traemos los 5 imprescindibles que no puedes olvidar cuando vas a esquiar:

1. Sin esto no puedes esquiar…

Esto es algo muy obvio, y damos por hecho que si te vas a esquiar, necesitas toda la equipación básica. Pero para que no se te escape nada, haremos una pequeña revisión…Empezando de arriba abajo: el casco es imprescindible, principalmente para cumplir su función: proteger tu cabeza. Aunque no es obligatorio llevarlo, nosotros te recomendamos que te lo pongas, ya no solo para proteger en posibles caídas, también mantendrá más calentito tu cerebro. Las gafas de sol son otro must. De hecho, estas sí que son obligatorias, más que nada, porque cuando el sol refleja en la nieve deslumbra y mucho más que cuando tu madre abre las persianas por la mañana, ¡así que imagínate!

El frío se escapa por las extremidades, por eso, superimportantes los guantes y ¡que sean impermeables! Si no, de poco van a servir…En cuanto a los calcetines, la clave está en que suban por encima de las botas y ¡que no sean ni muy finos, ni muy gordos! Y, sobre todo, que transpiren, tus pies te lo agradecerán. En cuanto a las botas, será esencial elegirlas bien, que estén bien agarradas, ¡que no queremos ninguna lesión!

2. No solo es una cuestión de postureo…

Pero llévate la cámara, las vistas que hay en las pistas de esquí son increíbles. Todo tan blanco, las montañas de fondo, el cielo azul… ¡¿cómo no vas a inmortalizarlo?! Si tienes una cámara frontal, los vídeos de las bajadas serán espectaculares. En caso contrario, ni te preocupes, ¡con tu móvil también podrás conseguir fotones para Instagram! y así de paso, hacer que el resto nos muramos de envidia.

3. Modo cebolla ON

La ropa, que sea justa y necesaria. Para hacer la maleta para esquiar, siempre hay que tener en cuenta la regla de las tres capas: la primera pegadita al cuerpo, como si fuese parte de la piel y que transpire. La segunda capa que sea impermeable, básico para no calarte.Y por último, la tercera que corte el viento, es decir, que sea aislante del frío. Con estas tres capas, no solo irás cual cebolla, también estarás listo para superar con creces el frío.

Y que no se te olvide algo más arreglado para cuando caiga el sol. Por si no lo sabes, las pistas de esquí están llenas de fiestones y a todos nos gusta ponernos guapos. Eso sí, recuerda que vas a la nieve y frío, hace un rato, así que, si no te apetece coger un resfriado, acuérdate de tu abuela y: “¡abrígate, hijo!”

4. El forfait

El pase de acceso a las instalaciones también es muy importante. Por poder, puedes ir sin él, pero te quedarás haciendo un muñeco de nieve abajo. Sin el forfait no podrás coger un telesilla o remonte, así que te recomendamos que lo cojas con antelación.

5. Y lo más importante

Lía a tu grupo de amigos. Te dirán que tienen mil cosas, que están agobiados, que no tienen dinero. No les hagas ni caso, en el fondo de su corazón saben que no se pueden negar a un plan así. Así que llámalos y disfruta de la nieve con ellos. Serán los responsables de risas, anécdotas, y momentos inolvidables.

No te lo pienses más, que te apetece y lo sabes, tu cuerpo te pide esquiar. Ya conoces todo lo que necesitas, ¡abre tu maleta y que comience la aventura!

Posts relacionados