Incidente a bordo, Hurón

En respuesta al correo que nos ha remitido a través de la pagina Web  www.alsa.es y en el que se nos da traslado de un incidente que tuvo lugar el 26 de junio del presente, en el servicio de las 8.00 entre Madrid – Motril – Almuñecar.

Debemos señalar, en primer lugar, que lamentamos lo ocurrido ante esta situación que nos gustaría que no se hubiera producido.

Con ánimo de esclarecer lo sucedido, ponemos en su conocimiento que los hechos se desarrollaron de la siguiente manera:

Uno de los viajeros, apercibiéndose de la presencia de un animal, se dirige a la parte delantera del vehículo, portando el citado animal, tras preguntar si el mismo pertenecía a algún viajero, no obteniendo más respuesta que la de otro viajero que identificó al animal como un hurón e indicó al conductor de nuestro vehículo que se debería desalojar al animal del vehículo, puesto que nadie lo había reclamado.

En estas circunstancias, nuestro conductor valorando la posibilidad de que el animal,  hubiera podido acceder al vehículo a través de alguna rendija y dada la evidente confusión y alarma por parte de los viajeros del vehículo, optó por buscar un lugar apropiado y seguro para detener el autobús, procediéndose a soltarlo.

Minutos después, reiniciada la marcha, una pasajera se dirige al conductor preguntando por un hurón; nuestro conductor le explica brevemente lo sucedido, solicitando la pasajera que desea abandonar el vehículo, a lo que nuestro conductor, ateniéndose a la normativa de circulación de aplicación a las autovías, se niega por razones de seguridad.

Adicionalmente queremos manifestarle que en los vehículos destinados al servicio público de transporte colectivo de pasajeros se prohíbe llevar en el habitáculo destinado a los viajeros, cualquier animal a excepción, siempre bajo su responsabilidad, de los perros especialmente adiestrados como lazarillos. Dicha información es pública y consta tanto en nuestra web como en el resto de canales de comercialización y en las condiciones generales de los billetes.

Por consiguiente, entendemos que la pasajera que actuó de forma negligente en este aspecto, ya que si lo hubiera consultado previamente, en ningún momento se le hubiera dejado acceder al vehículo con dicho animal.

Nuestro compromiso es la prestación de un servicio de la mayor calidad, aunque  entendemos lo ocurrido como una situación muy desafortunada, y lamentamos profundamente los hechos acaecidos.

Atentamente,

Departamento de Atención al Cliente

NEX CONTINENTAL HOLGING S.L.U.