La Tomatina de Buñol: ¡aquí hay tomate!

En 1945, un grupo de jóvenes asistió a un desfile de Gigantes y Cabezudos en Buñol. Al hacerse un hueco entre la multitud tiraron a una persona al suelo, quien comenzó a golpear a quienes había a su alrededor. Casualmente había un puesto de verduras cerca: la multitud comenzó a lanzarle tomates, dando origen a la primera fiesta de la Tomatina.