San Jordi

El día de San Jordi es particularmente especial en Barcelona, y se podría considerar como un equivalente al día de San Valentín, aunque no necesariamente tiene una connotación romántica. Se trata de un día ideal para visitar la Ciudad Condal, ya que sus calles, en especial La Rambla y el Paseo de Gracia así como otras circundantes al centro, se llenan de un ambiente animado y multicolor, donde los puestos ambulantes de rosas y libros toman la ciudad por asalto.