El Olentzero

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone
El Olentzero

Imagen bajo licencia CC de Esther Hernández

Si se tratase de una celebridad, seguramente Papá Noel estaría al mismo nivel de popularidad que las estrellas de Hollywood, firmando autógrafos, acaparando portadas de revistas y sería perseguido por paparazzis. Su fama es incuestionable y duradera, pero no siempre fue así. Antes de Papá Noel existían en cada cultura, otras figuras que de una forma u otra, representaban el espíritu de la Navidad y traían alegría a los niños. Una de esas figuras que aún forma parte en la celebración de la Navidad en nuestro país es el Olentzero.

Tradicional en el País Vasco y Navarra, el Olentzero es un carbonero con txapela simpático y bonachón, de buen comer, un poco desarreglado y desde luego, manchado de carbón. Su aspecto descuidado y antiguo simboliza el final de un tiempo que ya ha llegado a su fin y que da paso a uno nuevo, es por eso que su llegada se asociaba con la del solsticio de invierno. Su quema después del día de Nochebuena, daba paso a un periodo nuevo y lleno de vida, como el ciclo de la naturaleza misma.

Sin embargo, con la llegada del cristianismo, su figura fue evolucionando. Antaño el Olentzero era un personaje huraño y solitario que vivía apartado de la sociedad y del cual los niños tenían miedo, incluso la leyenda afirmaba que solía llevarse consigo los niños que no estuviesen durmiendo. Su cristianización lo convirtió en el anunciador de la llegada de Jesús, y la comparación a Papa Noel, como el ser bondadoso que trae regalos a los niños no tardó en hacerse realidad. Pero aún así existe una gran diferencia entre ambos y es que el Olentzero pudo haber sido una persona real y nunca se le podrá asociar a una creencia religiosa.

En la actualidad, la misión del Olentzero es muy similar a la de Papa Noel o los Reyes Magos. Los niños le piden regalos mediante cartas y estos aparecen el día de Navidad. En algunos casos el Olentzero se representa en forma de muñeco y en otras es caracterizado con su típica vestimenta vasca, su pipa y su saco de regalos en la Cabalgata en la víspera de Navidad, aunque a veces también suele aparecer en la de Reyes o en la de fin de año, pero esto ya depende de la localidad. ¿A qué ciudades debes viajar si deseas verlo en persona? El Olentzero se deja ver por Bilbao y San Sebastián en su tradicional cabalgata el día 24 a las 18:00 y en ocasiones recibe personalmente a los niños.

De igual forma a Pamplona llega el mismo día 24 de diciembre, acompañado de dantzaris, gaiteros, pastorcillos y sus ovejas y bueyes, una tradición que cada año sigue cogiendo más fuerza. En Vitoria-Gasteiz el ayuntamiento incluso dispone de un buzón para el Olentzero y organiza su encuentro con los niños de la ciudad entre las 11:00 y las 14:00, para luego comenzar su desfile a las 18:00.

Da gusto constatar que ciertas tradiciones no sólo se mantienen sino que incluso se afianzan cada año, de la misma forma que ALSA afianza su compromiso para que sigas confiando en nosotros para realizar tus desplazamientos. Disfruta de unas navidades diferentes con toda la familia comprando tu billete desde nuestra página web, aprovechando las mejores promociones para estas fiestas.

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone