Día Internacional del Niño: Origen e Historia

Hoy, como cada 20 de noviembre, se celebra el Día Universal del Niño. Se trata de un día dedicado especialmente a los niños y niñas de todo el mundo que viven en circunstancias desiguales.

Este día sirve para reivindicar los derechos de la infancia y garantizar su seguridad y protección por encima de todo. Ningún niño ni niña merece pasar sus primeros años de vida sin una razón para sonreír. Desde ALSA queremos sumarnos a esta reivindicación, celebrando todo lo que como sociedad hemos conseguido y concienciando sobre lo que aún nos queda por hacer.

¿Cuándo se celebra el Día del Niño?

La ONU estableció como fecha oficial e internacional el 20 de noviembre, fecha en la que se aprobó la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y en la que posteriormente tuvo lugar la Convención de los Derechos del Niño en el 89. Sin embargo, cada país tiene su propio día de reconocimiento a la libertad de la infancia, como por ejemplo Alemania, el 20 de septiembre, Argentina, el tercer domingo de agosto, EEUU el segundo domingo de junio o Suecia el primer lunes de octubre.

¿Por qué se celebra el Día del Niño?

Se celebra principalmente para incentivar el cuidado y protección de los más pequeños, garantizando su bienestar y felicidad y promoviendo actividades lúdicas para hacer con ellos durante este día. Fue la misma ONU la que promovió la celebración de este día, declarando en 1959 la Declaración de los Derechos del Niño.

Es necesario que recordemos que los niños y niñas son un colectivo vulnerable que sufre los problemas del mundo de manera especial. Debemos promover como sociedad la garantía de salud, protección y educación para todos y todas por igual.

Además, es importante celebrar este día para luchar por las injusticias y desigualdades que aún tienen lugar en distintas partes del mundo y tratar de que todos puedan tener una infancia mejor.

¿Cuáles son los derechos del niño?

En 1989 tuvo lugar la Convención sobre los Derechos del Niño, en la que 195 países acordaron cumplir una serie de derechos y garantías para estos. La convención se compone de 54 artículos y todos los países están obligados a cumplirlos. Todos estos artículos tienen como fin asegurar la protección de los niños y niñas del mundo en distintas áreas como la económica, social, cultural, civil y política. Se trata de una convención que concierne tanto a los organismos gubernamentales de cada país, como directamente a los tutores legales y profesores, médicos y los mismos niños y niñas.

Aunque en 1959 ya se aprobó en la ONU una Declaración de derechos para el niño, no era de obligatorio cumplimiento para los países. Por ello, se presentaron varias propuestas hasta que en el 89 se aprobó finalmente la actual.

Así, este día debería hacernos reflexionar sobre cómo tratamos a los más pequeños, su exposición a determinados temas y cómo podríamos hacer que se sintiesen a gusto en un mundo tan caótico como el que formamos.

Posts relacionados