Día de Cantabria y Día de las Montañas: celébralo con las mejores rutas

Como cada segundo domingo de agosto, en España se celebra el Día de Cantabria; también conocido como Día de la Montaña. En estos días las calles se llenan de actividades en torno al folclore, el deporte tradicional, la artesanía y los mercados de productos típicos. Carrozas y la mítica pasá de ganado tudano se amenizan también con música y bailes típicos de Cantabria: picayos, pandereteras, solistas, rabelistas, piteros, gaiteros, trovadores, mozos… En estas fechas, visitar Cantabria es una decisión más que acertada, aunque no podemos celebrar el Día de la Montaña de otra manera que no sea con las mejores rutas en Cantabria. ¿Tienes preparado tu kit de montañero? ;D

destacada_blog

Rutas de montaña en Picos de Europa

  • Peñavieja por el Canal del Vidrio

Esta ruta se localiza en el municipio de Potes, y aunque se trata de una marcha de 13 kilómetros, su recorrido circular hace que se pueda realizar sin demasiado esfuerzo. Recomendamos esta ruta especialmente en otoño y verano, cuando el clima facilita el desarrollo de la ruta.

En Potes podemos utilizar el teleférico para dirigirnos a Fuente Dé, el punto de partida de esta bonita ruta. Al llegar a la estación superior, nos situamos en Covarrobes para comenzar el descenso por la pista de Aliva a través de una curva muy pronunciada desde la que podemos ver el Chalet Real. Continuando por el camino, se pueden ver las minas Mánforas que indican que ya estamos cerca del Canal del Vidrio.

Las vistas de este canal son impresionantes y si en este punto estamos cansados, podemos hacer una parada en las Coteras Rojas, pudiendo disfrutar de las vistas de la cumbre de la Garmona. Continuando esta senda, podemos encontrar una bifurcación: una que dirige a Collada Bonita y el Collado de la Canalona y otra que llega a Peñavieja. Para continuar este recorrido circular, debemos ir hacia Peñavieja. Una ruta de dificultad media recomedada para los que quieran hacer una ruta por Cantabria sin agotarse demasiado.

  • Torre Alacero y Peña Remoña

Esta ruta es un poco más complicada que la anterior, pero también digna de recorrer. Peña Remoña es una torre que forma parte de las peñas Cifuentes que se sitúa en los terrenos calizos de Fuente Dé. Cerca de la zona, se puede parar a descansar o almorzar en el nacimiento del río Deva. En el ascenso a la Peña Remoña, tenemos que coger la senda de los Tornos de Liordes; 34 revueltas que atraviesan el Canal del Embudo. Dos horas después, llegamos al Collago de Liordes.

No es necesario descender al Hoyo de Liordes para llegar a Peña Remoña, podemos coger un camino cercano a las cabañas de las minas. Este camino nos llevará a un pequeño canal hasta llegar a un llano herboso donde, el que lo necesite, puede tomarse un respiro. Bordeando unas peñas cercanas, llegaremos a la Torre Alcacero y continuando el camino llegaremos a Peña Remoña.

Captura de pantalla 2016-08-10 a las 15.03.50

Peña Remoña – Autor: Javi Urrutia

  • Torre Blanca

De esta selección de tres rutas, esta es, sin duda, una de las más sencillas a lo largo de los Picos de Europa. A lo largo de sus 14 kilómetros apenas encontramos dificultades en el camino. Partiendo de Fuente Dé, volveremos a coger el teleférico hasta el conocido camino de las minas de Altaiz, dejando atrás el camino de Aliva.

Cerca de la Torre de los Horcados Rojos, nos dirigimos hacia Cabaña Verónica, encontrándonos ya a una altura considerable. Para llegar a la Collada Blanca, tenemos que cruzar los Jous Sengros, guiándonos a través de hitos y marcas de pintura ya que a partir de aquí, no hay caminos. Una vez estemos cerca de Torre Blanca, la pendiente se empina ligeramente, pero cerca hay un canal que nos permite ascender de manera cómoda. Llegados a este punto, estaremos a 2.609 metros de altura rodeados por unas vistas que quitan el hipo y que harán que nos sintamos plenos al estar entre las cimas más altas de los Picos de Europa.

Ruta en el Parque Natural de Armañon

  • Las nieves, Armañón, Kolitza

Esta ruta comienza en Ampuero, cogiendo la carretera de Guriezo. Subiendo la carretera y después de unos seis kilómetros, encontramos un desvío a la derecha que nos permite subir una pista. Advertimos que estas pendientes no son para todos los senderistas, pues se endurecen a medida que pasan los kilómetros. Continuando el camino llegamos a los pies del Armañon. Una vez aquí, ya podemos descender hacia Turtzioz, donde con algunos kilómetros de carretera, llegamos a la pista que nos llevará a Kolitza.

Parque Natural de Armañón

Rutas de montaña en la costa de Cantabria

  • El mirador de Yeyo

La ruta de Yeyo recibe este nombre por el pastor que vivía en la cabaña del monte Cotalvío. Con el tiempo, ya no existe ni la cabaña ni el pastor, pero la ruta permanece. En su honor se creó un mirador y un área recreativa para los senderistas que visitasen el lugar. A través de esta ruta, podemos disfrutar de todo aquello de lo que disfrutó Yeyo.

La ruta comienza en Ruiloba, y podemos subir por una de las calles que se situan frente a la Iglesia hasta encontrar un gran cartel con toda la información relacionada a la ruta. Al iniciar este sendero, cruzamos un paso canadiense y al ascender, nos encontramos tres curvas hasta llegar a la sección recreativa del Mirador de Yeyo. Después de esto, continuamos hasta una zona de pastizales, donde podremos subir al Cueto de Iso (una cima recomendable por sus vistas). La ruta continúa bordeando una zona de eucaliptos que finaliza en un prado. Una ruta que sin duda, ayudará a despejar la mente de los que la realicen.

  • Senda de los Acantilados de Langre

Esta senda bordea los acantilados de la playa de Loredo y la de Langre y destaca fundamentalmente por sus vistas a la bahía de Santander y la costa. Su recorrido empieza en una pista alrededor del Camping Derby. Un camino que atraviesa una zona de pinos que conduce a la playa de los Tranquilos (parada obligada ;D).

Al descender el camino de la playa y atravesarla, encontramos otro camino que nos llevará a un aparcamiento. Esta zona es un mirador ideal para disfrutar de las vistas de la Bahía de Santander y la isla de Santa Marina. Continuando por los acantilados, llegaremos a otro parking que nos abrirá el paso por unos caminos de costa rodeados por praderas. Y ojo, si las vistas hasta entonces han sido de infarto, preparaos para mejorarlas.

Siguiendo el sendero, llegamos a ‘la Playa Pequeña‘ y después a la playa de Langre; una increíble zona con forma de media luna y arena fina rodeada por acantilados.

Acantilados de Langre – Autor: Alicia Perez Callejón.

Estas son solo algunas de las rutas de montaña que se pueden hacer en la zona de Cantabria, pero uno siempre puede aventurarse a descubrir su propia ruta. ¿Te animas a celebrar el Día de Cantabria y el Día de la Montaña haciendo un tour de rutas? ¡Compra ya tu billete en alsa.es para viajar a Cantabria y déjate envolver por la naturaleza!

Posts relacionados