Descubre Mérida

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

Mérida

Es un reto pensar en la extremeña ciudad de Mérida y no evocar la instantánea del Puente Romano sobre el río Guadiana al atardecer. La antigua ciudad romana, fundada como “Augusta Emerita”, posee uno de los mayores testimonios históricos del Imperio Romano, cuya excepcional conservación ha conseguido que se alce con el título de Patrimonio de la Humanidad en 1983. La capital de Extremadura, situada en la conjunción de los ríos Guadiana y Albarregas, es un enclave privilegiado y sitio de paso entre Madrid y Lisboa, que se ha alzado como un destino turístico donde la historia, la cultura, el deporte y la naturaleza son sus mayores bazas.

Instaurada hacia el año 25 a.C. por orden del emperador Octavio Augusto, fue capital de la región de Lusitania, antigua provincia romana, durante la cual vivió un período de gran apogeo, evidenciado en la plena dotación de todas las edificaciones utilizadas en las mejores urbes romanas. Tras la caída del imperio romano y posteriores invasiones visigodas, la ciudad cayó bajo dominio árabe y no fue hasta 1230 cuando las tierras emeritenses fueron reconquistadas por las tropas cristianas de Alfonso IX.

Las edificaciones que componen el Conjunto Arqueológico de Mérida representan uno de los mayores conglomerados arqueológicos de España. En Mérida no hace falta hacer el ejercicio de imaginar cómo eran estos monumentos porque su conservación es extraordinaria. Destaca el Teatro Romano, una verdadera maravilla y el único de los monumentos emeritenses que ha vuelto a su función original después de acoger el legendario Festival de Teatro de Mérida. El Templo de Diana, sorprende por su ubicación en pleno corazón de la ciudad. Recomendable visitar de noche y apreciar su acertada iluminación.

El Puente Romano sobre el Guadiana (792m), uno de los puentes romanos más largos que se conservan en el mundo, el Acueducto de los Milagros, otro de los símbolos de Mérida, el Circo y el Anfiteatro Romano, así como el Pórtico del Foro Romano, son más monumentos que han perdurado en el tiempo y reliquias que no debes perderte en una visita a la ciudad. Muchas de las piezas de este período están exhibidas en el grandioso Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, obra del arquitecto Rafael Moneo.

Sin embargo, no todos los puntos de interés en Mérida pertenecen a esta época histórica. De períodos posteriores encontramos la Catedral de Santa María de Jerusalén, la Alcazaba Árabe y su hermoso paseo a lo largo del Guadiana, la Concatedral de Santa María en la Plaza de España, la Iglesia de Santa Eulalia, y de más reciente factura, el Puente Lusitania sobre el Guadiana de Santiago Calatrava y la Biblioteca Pública del Estado, al margen izquierdo del río.

Justamente el entorno natural de sus ríos y la monumentalidad de la ciudad forman un conjunto ideal donde se dan cita anual una serie de actividades deportivas, que gozan de gran popularidad y despiertan interés turístico. La principal misión de estos eventos es promover la ciudad mediante la práctica de hábitos saludables.

Resulta curioso que una ciudad que no tiene costa marítima tenga playa. La Charca de Mérida fue creada por la necesidad de ofrecer a la población un espacio de esparcimiento en el Embalse de Proserpina, como parte de las obras de modernización turística de la ciudad. Si bien su uso comienza en primavera, no está de más darse un paseo por la zona que cuenta con todas las comodidades de una playa en condiciones.

Una de las fiestas que podrás disfrutar en un próximo viaje a Mérida son sus famosos Carnavales Romanos, a celebrarse del 28 de febrero al 4 de marzo. Una oportunidad también para hacer una inmersión en la gastronomía emeritense, donde destacan los productos del cerdo, carnes de caza y pescados de río, una mezcla de las mejores costumbres extremeñas con las bondades de la dieta mediterránea. Imprescindible brindar con una copa de buen vino de la Ribera del Guadiana.

Descubre este maravilloso destino acompañado por las opciones que te ofrece ALSA, la manera más rápida y cómoda para hacer tus desplazamientos. Si eres usuario frecuente, te recomendamos echarle un vistazo al Club ALSA Busplus, sistema de fidelización que te permite acumular puntos y tener acceso a descuentos especiales de forma gratuita. Visita nuestra página web y comienza a hacer uso de todas estas ventajas.

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone