Conoce con ALSA la cara más dulce de Madrid

Cualquier día es bueno para disfrutar de toda la oferta de ocio de Madrid, y, por supuesto, de su gastronomía. El viernes pasado os preguntamos en Twitter sobre qué queríais leer hoy en nuestro blog:

Con el 56% de los votos, nuestros seguidores habéis elegido los dulces más típicos de Madrid, así que ¡comenzamos nuestro viaje por el lado más dulce de Madrid!  

Como en cualquier otra localidad, muchos de los postres típicos de Madrid están relacionados con fiestas y fechas especiales. En menos de dos semanas se celebran las Fiestas de San Isidro, ¿piensas venir a Madrid? Pues prepárate para probar las rosquillas de San Isidro, los dulces más típicos de la capital. Originariamente existían dos tipos de rosquillas: las “listas”, que se bañan en azúcar, y las “tontas”, a las que no se las añade nada. Hoy en día hay muchas más variedades: recubiertas de limón, de glaseado… ¡para todos los gustos! 

Otro de los dulces más célebres de Madrid son sus torrijas, típicas de Semana Santa. Lo que hace a las torrijas madrileñas tan especiales es la miel autóctona con la que se recubren. Aunque la receta es simple, es muy importante que los ingredientes sean de buena calidad, sobre todo el pan.

Torrijas_-_Madrid
Como en el resto de España, el 1 de noviembre se saborea el Día de Todos los Santos con Buñuelos de viento, rellenos de nata o crema, y también por esas fechas, en la festividad de la Almudena (patrona de Madrid), es “obligatorio”probar las Coronas de la Almudena. Este último dulce fue creado en 1978 por los pasteleros madrileños, que ese día tienen celebración por partida doble, pues la Virgen de la Almudena, además de ser patrona de Madrid lo es también de los pasteleros. Esta corona es similar al roscón de Reyes, pero en lugar de frutas escarchadas se adorna con crema, almendras…

Entre los dulces que podemos disfrutar cualquier día del año, los más conocidos son los Churros. Sí, los de Madrid tienen su fama, por su característica forma de lazo, y, espolvoreados con azúcar y fritos en aceite, endulzan desayunos y meriendas. Podemos disfrutar de los churros y porras más famosos de la ciudad en la chocolatería de San Ginés, fundada en 1894, y por donde han pasado numerosas celebridades tanto nacionales como internacionales. Sus fotografías decoran las paredes ¡es parada imprescindible en tu visita a Madrid! 

800px-Chocolateria_San_Gines

Por último, no podemos irnos de Madrid sin probar sus famosos barquillos. En la antigüedad, el barquillero recorría la ciudad repartiendo barquillos mediante un juego de apuestas, y según la suerte que se tuviera, uno conseguía barquillos cilíndricos o aplastados. 

Si con este post se te ha hecho la boca agua, empieza a planificar ya tu visita a Madrid. Entra en alsa.es y compra tu billete para viajar al mejor precio y con la mayor comodidad. 

Imagen destacada | Ash Chuan