Ciudad vs. pueblo, ¿con cuál te quedas?

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

El campo está de moda. Aunque en el pasado fueron muchos los que tuvieron que abandonar su vida rural para empezar de cero en las grandes ciudades, cada vez más se da este cambio a la inversa, aunque sea para pasar unas vacaciones con ALSA. Ya sea porque buscan la paz interior y exterior, porque se dice que el frío del pueblo te abre los poros y la mente o porque las camisas de leñador están en auge, los adeptos de la vida rural crecen por días.

ciudad vs pueblo

Pero, ¿qué tiene de bueno vivir en un pueblo? ¿Hay esperanzas para la gran ciudad? Aquí te contamos algunas de las ventajas de vivir en dos ambientes tan opuestos como los pueblecitos apartados del bullicio y las de hacerlo en grandes ciudades.

Ventajas de vivir en un pueblo

Vivir en un pueblo puede ser una experiencia muy enriquecedora si se mira desde un enfoque adecuado. Algunas ventajas son:

  • Tranquilidad. Es innegable que en los pueblos existe una paz especial que no podrás encontrar ni en los rincones más escondidos de las ciudades. Despertarse cada día con sonidos de la Naturaleza en lugar del ruido de tráfico y obras en la calle es mucho más apaciguador para nuestro cuerpo. Caminar por la calle sin chocarse con nadie, no tener que preocuparse por los atascos y poder obtener un silencio absoluto si lo deseamos. Estas cosas en la ciudad no pasan.
  • Conexión con la naturaleza. Vivir en un pueblo te da la oportunidad de conocer y preocuparte más por el entorno que nos rodea. Además, es el sitio perfecto para aprovechar y cuidar animales (si estás dispuesto a hacerlo de verdad), cultivar tus propios vegetales y salir a andar por el campo más absoluto.
  • Confianza. Cuando vives en un pueblo, todos os acabáis conociendo. Allí pueden establecerse relaciones muy cercanas, casi familiares, con mayor facilidad. Saludarse por la calle se volverá una costumbre habitual y terminarás tirando de vecinos para necesidades y problemas cotidianos que te puedan surgir.
  • Healthy life. Si te retiras a la vida rural, te olvidarás (o deberías hacerlo) de la comida basura y todo tipo de comida procesada tan típica de las ciudades. Aprovecha para comprar o producir alimentos naturales, sácale partido al campo y súmate a la rutina deportiva y da un cambio a tu recetario habitual, incluyendo comidas tradicionales y sencillas que seguro que no saben igual que en la ciudad.
  • Más espacio. Seguramente, viviendo en un ambiente rural puedas adquirir una casa de mayores dimensiones a un precio más económico, por lo que dispondrás de un mayor espacio, ganando también en calidad de vida.
pueblo

Ventajas de vivir en la ciudad

La ciudad también puede tener su lado bueno. Estas son algunas de sus virtudes:

  • Accesibilidad a servicios. Vivir en la ciudad te facilita muchas acciones cotidianas que, viviendo en un pueblo, te llevaría un mayor tiempo o esfuerzo hacer. Ir a la compra y encontrar todo aquello que desees, poder ir a un hospital cercano en caso de urgencia o pedir comida a domicilio se hace mucho más fácil si vives en una gran urbe.
  • Variedad de ocio. Si una tarde estás aburrido y no sabes qué hacer, tienes multitud de actividades donde elegir. Existe una gran variedad de planes alternativos que en el pueblo no serían tan factibles.
  • Mayor oferta de trabajo. Ésta, sin duda, es una razón de peso. En una ciudad, según el sector, suele haber una mayor oferta laboral, que te permitirá acceder a determinados puestos de trabajo que en un pueblo ni se barajan.
  • Mayor desarrollo tecnológico. Esto no necesariamente se vive en exclusiva en la ciudad. Sin embargo, es frecuente que, cuando vives en un pueblo, no tengas acceso a determinadas oportunidades tecnológicas como la cobertura móvil, Internet en alta velocidad o dificultades para ver la televisión. Sin embargo, en la ciudad estos servicios deberían estar casi garantizados.
  • Facilidad para conocer nuevas personas.  La ciudad, como contiene a un gran cúmulo de gente, te ofrece la posibilidad de conocer nuevos amigos/pareja/lo que desees de manera más fácil y rápida. Además, el anonimato en tu barrio está prácticamente asegurado si eres de los que les gusta pasar desapercibido sin tener que saludar a todo el que se encuentra por la calle.
ciudad

Tanto el pueblo como la ciudad te ofrecen experiencias muy distintas pero igualmente enriquecedoras según el rumbo en el que quieras enfocar tu vida. ¿Con cuál te quedas? 

#MuéveteMÁSconALSA

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone