Camino de Santiago – Cómo hacerlo

Todos conocemos a alguien que ha hecho el Camino y lo recomienda. ¿Te animas este año? Si algo tiene el Camino es que es una actividad apta para todas las personas, sin importar la edad, ni la forma física. Gente de todo el mundo recorre las distintas rutas que ofrece el Camino de Santiago y aquí te indicamos cómo hacerlo. Por supuesto ALSA te lleva a comenzar el Camino y también de vuelta a casa desde Santiago cuando lo termines. ¡Además la vuelta tiene 15% de descuento presentando la credencial de peregrino!

Cada persona tiene sus propios motivos para comenzar la marcha. Quienes se mueven por motivos religiosos, a quienes le motiva el esfuerzo físico o quienes quieren realizar una actividad entre amigos o familia… Pero, todos se llevan mil vivencias más que cargar sobre sus mochilas. Esta experiencia lleva al caminante a desconectar de todo, a centrarse y conectar consigo mismo, a afrontar retos y a aprender de todos los peregrinos con los que se encuentran por el camino.

Catedral de Santiago de Compostela

Espero que estés un poco más cerca de animarte en esta aventura. Y, si no, sigue leyendo que te acabaremos convenciendo.

Lo primero que hay que decidir es qué ruta hacer y luego las etapas, pero todo puede ir variando cada día. Si hay algo claro, es que tú y solo tú, marcarás el ritmo del camino. 

El Camino de Santiago Francés

Es una de las rutas más conocidas y una de las más realizadas. Por lo que, también, es de las mejores señalizadas. Comenzar el camino desde el país galo, da mil y una posibilidades distintas. Puedes comenzar tus vacaciones visitando alguna ciudad grande como Pamplona, Huesca, Logroño, Burgos o León y luego comenzar la marcha. ¡ALSA te lleva!

Aunque, si decides realizar todo el camino tienes que saber que este cuenta con cuatro posibilidades distintas, que tras la entrada en España por los Pirineos se unen en Roncesvalles. Salvo una, cuyo acceso a España comienza desde Jaca. Pero, finalmente todas se unen en el Puente de la Reina (Navarra).

Esta ruta ofrece muchas posibilidades de alojamiento, se acompaña de una red completa de albergues. El camino es casi la única fuente de ingresos para estos municipios, por lo que sus habitantes se vuelcan con cada peregrino.  

Recorrer el Camino Francés tiene bastantes puntos a favor. Desde el valor artístico, con sus muestras de arte romántico o gótico, hasta su grandeza medioambiental que tiene como escaparate los Pirineos… Esta vía de peregrinación llama la atención de muchos caminantes. Y, ¡no es para menos!

El Camino del Norte

Esta ruta a Santiago recorre la cornisa cantábrica, desde Irún a Compostela. Este camino ofrece distintas alternativas para realizarlo. Así, puedes aprovechar para conocer más municipios españoles como San Sebastián, Santander, Gijón u Oviedo. Durante la marcha disfrutaras de la costa y podrás descansar mirando el mar. ¡Toda una ventaja! Otra de las ventajas que ofrece este camino, es que está menos masificado. No es tan conocido como el francés. El único problemilla, es que hay que llevarlo bien estudiado. Ya que, pese a estar la mayor parte del camino bien señalizada, con sus respectivas conchas de Vieira, hay algunas zonas que pueden llevar a error.

Camino de Santiago, Conchas de Vieira

Si el tiempo no te permite realizar un camino largo, esta ruta te ofrece la posibilidad de comenzar desde Ribadeo. Llegarás a Santiago tras una caminata de 197 km, el mínimo exigido para obtener la Compostela en bicicleta (200 km).

Vía de la Plata

El camino de la Plata es la ruta que une el sur del país con Santiago. Es conocida porque debe su origen a un conjunto de calzadas romanas que unían el suroeste con el noroeste peninsular. Los mejores meses para hacer esta ruta y, no morir de calor en el intento, son marzo, abril y octubre. Si decides hacerlo en los meses de verano, evita el tramo de Sevilla a Salamanca. Así, evitarás también más de una insolación.

Esta ruta da la posibilidad de conocer municipios con mucha historia y encanto, como Sevilla, Cáceres, Mérida, Salamanca… hacer el camino es empaparte de historia y experiencia, aquí lo tienes asegurado.

El Camino de Levante

Es la ruta seguida por los peregrinos que inician desde Valencia. Gracias a este itinerario descubrirás la Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha, Madrid, Castilla y León y Galicia. Por lo que, disfrutarás de muchas de las riquezas de nuestro país. ¡Eso sí que es cargar la mochila de buenos recuerdos!

Para realizar esta ruta solo hace falta tiempo y muchas ganas de empaparte de todo lo que puede ofrecerte. Con tranquilidad y buen paso llegarás a Santiago repleto de historias.

Imagino que ya estés completamente decidido para lanzarte a la aventura, prepáralo bien. Recuerda que el camino empieza a la salida de cada, prepáralo bien en www.alsa.es¡Buen camino, peregrino!

Posts relacionados