ALSA amigos de Madrid en 2020

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

1092493_54676285

¿Sabías que la ciudad de Madrid se presentó como candidata para albergar los Juegos Olímpicos de 1972? ¿Y sabías que lo intentó de nuevo para los Juegos de 2012 y 2016? ¿Qué ofrece la nueva candidatura que aspira a convertir la capital española en la sede mundial del deporte el verano de 2020? ¿Por qué tiene más posibilidades de éxito que nunca? A continuación te lo contamos.

Antes de entrar en materia, ¿te parece que hagamos un poco de historia? Las Olimpiadas que han llegado a nuestros días tienen poco más de un siglo de antigüedad. Si bien es cierto que en la ciudad Olimpia de la antigua Grecia se organizaba una competición deportiva multidisciplinar entre los siglos VIII a.C. y IV d.C., no fue hasta 1896 cuando el barón de Pierre de Coubertin (Paris, 1863 – Ginebra, 1937) rescató aquel torneo y organizó los primeros Juegos Olímpicos modernos, de nuevo en Grecia. El 24 de marzo de 1896 el rey Jorge de Grecia pronunció por primera vez unas palabras que hoy nos resultan familiares: “Declaro abierto los Primeros Juegos Olímpicos Internacionales de Atenas”. Desde entonces se han celebrado Juegos Olímpicos cada cuatro años, con la excepción de las ediciones de 1916, 1940 y 1944, debido a la Primera y Segunda Guerra Mundial.

La historia Olímpica española comenzó sus andaduras en París en el año 1900, aunque no fue hasta los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92, considerados por muchos como los mejores de la historia, cuando el conjunto de selecciones españolas dio un salto cualitativo y obtuvo el récord de 22 medallas. La mayoría de españoles tienen grabado a fuego en la memoria imágenes como la ceremonia de apertura a cargo de la Fura dels Baus (incluyendo el tiro con arco de una flecha prendida hacia el pebetero olímpico); el dueto Freddy Mercury-Montserrat Caballé; el gol de Kiko en la final de futbol; la victoria aplastante de Fermín Cacho o las genialidades del Dream Team norteamericano de baloncesto. El momento de Barcelona, que sirvió para renovar la ciudad y situarla a escala planetaria queda veintiún años atrás; ahora le toca a Madrid. Y, ¿qué ofrece la candidatura Madrid para el 2020?

Para empezar, se puede decir que una gran ciudad como Madrid, que se preparó a conciencia y para acoger los juegos de 2012 y 2016, se perfila como la candidatura más sólida. De las tres finalistas es la que obtuvo mayor puntuación por el COI (Madrid: 8.09; Tokio; 8,02, Estambul: 6,98). Para continuar, Madrid ha diseñado una espectacular Villa Olímpica en Campo de las Naciones, a 15 kilómetros del centro de la capital, donde se desarrollarían la mayoría de pruebas, y propone otros emplazamientos fabulosos para muchas otras disciplina, como la Caja Mágica (tenis); la plaza de toros de Las Ventas (baloncesto); el Retiro (vóley-playa); la Ciudad deportiva del Real Madrid (hockey hierba); o la Casa de Campo (triatlón). Además de la capital, la candidatura también prevé que algunas competiciones se celebren en subsedes; en concreto en seis ciudades españolas: Barcelona, Valencia, Málaga, Valladolid, Zaragoza y Córdoba.

La organización de unos Juegos Olímpicos es altamente costosa, y se sufraga con fondos públicos y privados. Este dispendio echa para atrás candidaturas que ya perdieron alguna votación. Sin embargo, en el caso de Madrid, las dos últimas derrotas no han amilanado a los organizadores ya que por el momento se han invertido cerca de 6.500 millones de euros que han servido para construir el 80% de las infraestructuras; en el caso que saliera ganadora se deberían aportar ‘solo’ 1.594 millones más, muy lejos de los 15.000 que tendría que desembolsar Estambul en caso de llevarse el gato al agua.

Alea iacta est, que dirían los romanos. El sábado 7 de septiembre se fallará en Buenos Aires entre las 20.45 y las 21.00 hora española la ciudad ganadora que albergará los Juegos Olímpicos de 2020. Los 103 delegados con derecho a voto del COI deberán decidir qué ciudad (Madrid, Tokio o Estambul) es merecedora de ser sede olímpica. La votación, que será secreta, se intentará dirimir en una primera ronda, pero si ninguna de las tres candidatas obtiene la mayoría absoluta se eliminaría la menos votada y se elegiría en una segunda ronda la ganadora.

Sea o no sea elegida ciudad olímpica para el 2020, Madrid bien merece una visita; su oferta cultural, de ocio, gastronómica y deportiva es inigualable. Si estás pensando en visitar Madrid recuerda que ALSA es la mejor opción de transporte: rápida, segura y económica. Consulta en nuestra página web las mejores tarifas y déjate sorprender por una ciudad que vive el deporte con locura.

logo-amigo-madrid2020
Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone