8 destinos para los amantes del vino

Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

Primero se trabaja la vista, después el olfato y, por último, el gusto. Este es el consejo que los enólogos y catadores con años de práctica recomiendan a aquellos que quieran empezar a meterse en el maravilloso mundo del vino (y recordad que el ser humano puede almacenar ¡más de 10.000 olores!)

España es uno de los países del mundo en los que la calidad y variedad del vino es más destacada internacionalmente, sobre todo desde que, en las últimas décadas, los productores locales, las instituciones y las numerosas denominaciones de origen se han preocupado de cuidar estos aspectos, tradicionalmente reservados a unas pocas variedades. Vamos a hacer un recorrido por los destinos más interesantes que nos ofrece nuestra geografía, de la mano de ALSA.

RODRIGO GOMEZ - Laderas de viñedos

1. La Rioja

A casi cuatrocientos kilómetros al noreste de Madrid está La Rioja: una región bañada por el río Ebro y protegida de las brisas frías del Atlántico y por las montañas cantábricas, lo que la hace una tierra ideal para que las cepas absorban la humedad que necesitan y que la uva tempranillo y otras variedades como la garnacha, se puedan cultivar para luego degustar un maravilloso vino denominación de origen (que sólo puede ser producido en esta región). Ya hablamos de la Fiesta de la Vendimia que se celebra en Septiembre, pero no es sólo eso: es que a demás, podrás disfrutar de villas medievales, como las de Briones o Haro, una excelente oferta gastronómica e incluso del museo de la cultura del vino, en Briones.

2. Oporto

Portugal es un país con una gran tradición vitivinícola, pero es la región del Duero, en el nordeste, la más reconocida y famosa. Allí se produce el vino de Oporto, probablemente el más antiguo embajador del país y uno de los grandes vinos clásicos de Europa. Cultivado en las terrazas del río Duero, el Oporto pertenece a una de las regiones demarcadas más antiguas del mundo desde la creación, en 1756, de la Companhia Geral da Agricultura das Vinhas do Alto Douro.

Existen unas 40.000 hectáreas de viñedo en esta zona, repartidas en unas 85.000 parcelas diferentes, calificadas según unos parámetros de localización, altura, inclinación, exposición, composición del suelo, rendimiento, etc. Estas se extienden hasta la frontera española, a unos 70 kilómetros de la ciudad de Oporto. ¡Casi nada!

3. Valladolid

Valladolid es la provincia más completa en vinos de España con cuatro denominaciones de origen. Los vinos más importantes de Valladolid son Ribera del Duero en tintos, Rueda en blancos y Cigales en rosados.

De la mano de las bodegas de las distintas denominaciones de origen ha surgido una magnífica oferta enoturística, donde además de visitar las bodegas podremos apreciar sus espectaculares edificios y pueblos, como Tordesillas, o comer en un entorno privilegiado y alojarnos en las propias bodegas, como las de Yllera, Hijos de Alberto Gutiérrez y Antaño.

Glen Edelson Glass of red wine

4. Burgos

Esta es una ruta enológica, gastronómica y cultural por la Ribera del Duero menos conocida, la que se despliega por la provincia de Burgos.

La cocina de la ciudad de Burgos, elegida este año Capital Española de la Gastronomía, es un fiel reflejo de la de toda la provincia burgalesa. Casi todo gira fundamentalmente en torno al asado de cordero lechal, que si bien es el plato estrella de la cocina castellana, alcanza en esta zona un puesto de honor. Y con el asado, los productos que se elaboran en la tierra, sobre todo la célebre morcilla de arroz y el queso fresco que llevan el nombre de Burgos por todo el mundo. Sin olvidarnos de los quesos curados de oveja, ni de legumbres como las alubias rojas de Ibeas, con las que se elabora uno de los guisos más populares burgaleses, la olla podrida.

5. Galicia

Además de ser una tierra digna de visita, si por algo destaca Galicia es por sus vinos. Los vinos gallegos son ligeros y levemente ácidos. Entre todos ellos destacan los tintos y blancos de Ribeiro, y el que es considerado por muchos expertos como uno de los vinos más exquisitos de nuestra geografía: el Albariño. Los blancos y tintos de Salvatierra, los albariños de Cambados, los tintos de Rubiós o de Gomariz y los treixaduras, elaborados con uvas blancas de Ribeiro, componen un abanico muy amplio de distintos vinos que harán las delicias de los amantes del vino.

6. El Puerto de Santa María

Con ALSA podrás viajar al Puerto de Santa María y visitar no sólo este magnífico lugar, sino también Chiclana, Jerez de la frontera, Lebrija, Puerto Real, Rota, Sanlúcar de Barrameda y Trebujena y sus cercanías. Aunque los vinos de esta región suelen ser dulces y si preguntáis a alguien de la zona os recomendará que se tomen solos, sin acompañamiento de ningún tipo, o bien acompañando a postres, con los que se complementan muy bien, también es interesante maridarlos con quesos, jamón ibérico u otros alimentos salados, ofreciendo un contraste de sabores que, en ocasiones, puede resultar extraordinario y sorprendente.

7. Utiel – Requena

Esta ruta de la Comunidad Valenciana es prácticamente la única del mundo donde se utiliza una variedad de uva muy singular: la uva Bobal. En sus bodegas se producen vinos tintos y rosados muy interesantes. Tienen un museo del vino y muchas rutas senderistas ideales para descubrir rincones como el Parque Natural de las Hoces del Cabriel o el Parque Natural de Chera, además del importante patrimonio histórico-artístico centrado sobre todo en la arquitectura medieval de Requena y Utiel, dónde podréis perderos en galerías subterráneas de épocas medievales y recorrer sus recintos amurallados y barrios mudéjares.

8. Ruta del vino Navarra

La fiesta de la Vendimia navarra se celebra cada mes de septiembre y su centro está en Olite, donde hay conciertos, catas, concursos de decoración de escaparates y las bodegas hacen jornadas de puertas abiertas. El paisaje de viñedos es perfecto parq que lo explores en bicicleta, a pie o a caballo… Y, al final de la jornada, podrás relajarte con una buena copa de vino en la mano.






Si te gusta este post ¡compártelo!
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone